AD
play_arrow

Pegando la Hebra

La poeta y narradora ecuatoriana Mónica Ojeda presenta su deslumbrante novela, Chamanes eléctricos en la Fiesta del Sol, en PLH

micMónica Ojedatoday29/02/2024 295

Fondo
share close

  • cover play_arrow

    La poeta y narradora ecuatoriana Mónica Ojeda presenta su deslumbrante novela, Chamanes eléctricos en la Fiesta del Sol, en PLH Mónica Ojeda


Sus novelas, Nefando y Mandíbula, su poemario El ciclo de las piedras, y su libro de relatos, Las voladoras, han sido aclamados por la crítica internacional

La poeta y narradora ecuatoriana Mónica Ojeda, considerada como una de las novelistas más relevantes de la literatura latinoamericana contemporánea, ha estado en Pegando la Hebra para presentarnos su última novela, Chamanes eléctricos en la Fiesta del Sol (Random House 2023) que, al igual que sus anteriores novelas, han sido aclamada por la crítica internacional.

Mónica Ojeda nace en Guayaquil en 1988 y desde muy pequeña se sintió atraída a la literatura y a partir de los trece años empezó a participar y ganar en varios concursos intercolegiales de relatos. Realizó sus estudios superiores en comunicación social con mención en literatura, en la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil, posteriormente, cursó un masterado en creación literaria en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pese a su juventud, ya ha publicado las novelas La desfiguración silva, Premio Alba de Narrativa; Nefando,  mención de honor del Premio de Novela Corta Miguel Donoso, incluido como una de las diez obras representativas del llamado «nuevo boom de literatura latinoamericana» por el diario español El País;  Mandíbula, calificad como «una de las novelas de la temporada» por el diario español El País, y fue una de las diez finalistas del Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa en su edición de 2018. También ha publicado, El ciclo de las piedras, poemario ganador del Premio Nacional Desembarco de Poesía Emergente; y el libro de relatos, Las voladoras, finalista del Premio de Narrativa Breve Ribera del Duero, seleccionado como uno de los mejores libros del año por El País, El Mundo, la edición en español de The New York Times, entre otras publicaciones. En 2021 fue seleccionada por la revista Granta como uno de los 25 mejores escritores jóvenes en español. En 2017 fue seleccionada en la lista Bogotá39. 

Mónica Ojeda, una conversadora dotada del don de la palabra hablada, nos ha contado, entre otras cosas,  lo que ha supuesto para ella ser migrante desde los 29 años que dejó Ecuador:  “… vivir en Guayaquil, una ciudad increíblemente violenta, en donde poner el cuerpo en la calle es una pesadilla y más si eres mujer (…) Mi literatura está llena de esa violencia, de esos miedos, pero también de todo ese deseo que compone mi experiencia histórico-geográfica con Ecuador (…) Todas las emociones que a mí me hacen escribir, esas que tienen que ver con el miedo o el deseo, todas vienen de volcanes y de un territorio muy específico (…) No se desarraiga, lo que hace es llevar consigo esas raíces (…) y la escritura una herramienta de arraigo, de pertenencia, de fijación al mundo” y el arte como espacio de salvación, “para mí lo ha sido”. Ha hablado del chamanismo en su obra; de su recurrente búsqueda de crear experiencia con la escritura, la palabra; de los adolescentes de su país; de qué hacer con la violencia heredada, sobre cómo conjurarla y perdonar al padre; de aquello que no se dice, acaso porque carece de nombre o porque ponerlo en palabras duele demasiado; de la temporalidad de los Andes: “Ellos entienden que el pasado es, en realidad, el presagio del futuro, así que para entender el presente y presagiar el mañana hay que volver al pasado, que no se ha dejado atrás, sino que se sigue viviendo permanentemente (…) Por eso me parecía importante hacer un festival retrofuturista, que es hacia atrás y hacia adelante: genera una sinergia entre el pasado y el futuro, como si el presente fuera esa mixtura. Nos confirma que “Escribo con un montón de voces en mi cabeza hecho  de una genealogía de voces, no solo literarias, sino de amigos, de padres y de toda la gente que me ha marcado. Así que escribo sola, pero invocando un montón de voces afectivas de mi historia personal.” En esta novela las voces narrativas son de varios personajes que nos cuentan la historia de Noa que va en busca de su padre que la abandonó: Nicole, Mario que habla de Adriana y Julián, Pamela, Pedro, que recuerda a Carla; Los cuadernos del bosque escritos por el padre de Noa, y Las Cantoras. Por  ellos sabemos, no solo de Noa, sino también de los instrumentos de muertos; de la música, de lo fantasmático de la música y su poder catártico; de las piedras del páramo; de los presagios del padre; del cóndor enamorado; de que el oído es el órgano del miedo; de lo que habita en el silencio; de la violencia de las ciudades con sus narcobandas, sus sicarios, sus muertos y los grupos de autodefensa barrial patrullando las calles; de la violencia también en la familia y el abandono, el miedo, el dolor, la perversidad, y las relaciones de poder; de la fiesta del “Ruido Solar” (inventada por la autora) con bailarines, músicos, poetas, chamanes, creadores  de instrumentos y de música no canónica; de los desaparecidos; de los caballos; de los volcanes, las tormentas y las montañas…

Una novela deslumbrante con una prosa poderosa, teñida de poesía que penetra en el silencio y lo que en él habita.

Pegando la Hebra, dirige y presenta, María Vicenta Porcar, control de sonido, Juan Lafuente y Arturo Delgado. en 99.9 Valencia Radio, dial 99.9 FM Valencia (España) y www.la999. es. PODCAST en la App y web de 99.9, IvooxSpotifyYoutube, etc.


Pegando la Hebra

Valóralo

AD

 

 

0%
Abrir chat
Te leemos...
Hola 👋
Puedes enviarnos tu opinión...pero con respeto...